Cuba acoge una exposición de caricaturas de Trump

Cuba, el país donde su gobernante Raúl Castro y el fallecido Fidel Castro son intocables, acoge una muestra de caricaturas dedicadas al presidente de EEUU, Donald Trump.

El mandatario estadounidense aparece mirando el mundo desde un pedestal con la forma de EEUU o convertido en la Estatua de la Libertad rodeado de mexicanos o poniendo rostro al Tío Sam haciendo un corte de mangas a Cuba.

Según EFE, se trata de caricaturas donde aparecen reflejados los “desmanes” de Trump. Sin embargo, una muestra parecida que recoja el legado de los Castro sería impensable en la Isla.

La muestra “Agente Naranja”, organizada por el artista cubano “Ares”, recoge una veintena de trabajos de 13 caricaturistas cubanos como Adalberto Linares, Ramiro Zardoyas, Lázaro Miranda, Osmani Simancas o Ángel Boligan; junto con dos extranjeros, el mexicano Arturo Kemchis y el belga O Sekoer.

En Cuba se han hecho muchas caricaturas publicadas en prensa sobre presidentes de EEUU. Recuerdo muchas de Richard Nixon, también de Ronald Reagan y de George W. Bush, Pero esta es la primera exposición dedicada a un presidente estadounidense”, explicó a EFE Arístides Hernández, “Ares”, curador de la muestra que se inauguró este viernes en su galería homónima.

Ares afirmó, además, que era necesario que el humor gráfico cubano mirara más hacia dentro y diera más espacio a la autocrítica.

Se ha avanzado muchísimo en los últimos años, pero todavía le hace falta ser más crítico, no esperar que se digan las cosas para empezar a criticarlas, sino tener más ese ojo de periodista de buscar las cosas que hay que señalar”, apuntó en tono condescendiente

El caricaturista no abundó sobre cuáles eran esos supuestos avances ni tampoco puso ejemplos. El humor gráfico de la Isla suele aparecer en toda la prensa que es controlada por el Gobierno y sigue las líneas de los diarios oficialistas.

Asimismo, Ares reconoció que las “políticas editoriales” vigentes en Cuba, con un sistema de partido único que impone un modelo de prensa estatal, a veces representa un freno para esa necesaria autocrítica.

Ares fue el creador de la portada de la edición especial del periódico oficial Granma del 27 de noviembre, dedicada a Fidel Castro tras su muerte.

Con el título “Cuba post-Castro”, la imagen recogía un retrato multiplicado del difunto con uniforme y fusil que era parte de la campaña y el eslogan desplegado tras la muerte del dictador: “Yo soy Fidel”, al que la oposición ha respondido con “Yo no soy Fidel”.

Source: Cuba acoge una exposición de caricaturas de Trump