Cienfueguera violada y asesinada por tres hombres de la provincia

El cadáver de la joven Leidy Laura Pacheco Mur, residente en la localidad del Junco en la ciudad de Cienguegos, fue hallado varios días después de que su esposo y otros familiares reportaran su desaparición el pasado 26 de septiembre.

El hecho ha conmovido a todos. Leidy Laura era además, madre de un bebé de 9 meses de edad.

La joven tomó un coche de caballos, tradicional medio de transporte en la provincia de Cienfuegos el pasado día 26, y apenas se bajó frente a la parada más cercana a su casa se comunicó con su esposo:

“Ya me bajé del coche; ya voy llegando”, le dijo. Pero la joven nunca llegó.

Un vecino, quien accedió a hablar con CiberCuba bajo condición de anonimato, explicó que “enseguida su esposo y sus familiares dieron parte a las autoridades correspondientes” acerca de la desaparición de la joven.

Sin embargo, según él, no se actuó con prontitud. Con el paso de los días, el temor ante una tragedia se convirtió en una certeza.

La madre de Leidy Laura, asegura la fuente, fue a quejarse a “todas partes”.

“Esto se puso malo, pero malo; en uno de esos lugares a los que fue la madre, el petate que dio fue tan grande, que dicen que Raúl se enteró y desde La Habana mandaron una orden: 24 horas para que aparezca viva o muerta”, comentó la fuente.

“Las famosas boinas negras –fuerza de élite del gobierno cubano- vinieron a nuestro barrio. Lo primero que hicieron fue arrestar a “El Niño” (último de los tres que aparece en la imagen), un joven que en otras ocasiones lo habían acusado de violador”.

Según el vecino de Leidy Laura, en la ciudad se comenta que al Niño “lo maduraron” tanto que confesó: entre él y dos personas más, uno de ellos guardia activo en el Servicio Militar (el que aparece en el centro de la imagen), violaron y después la asesinaron.

La fuente asegura que “helicópteros militares aterrizaron en las afueras del Cementerio de la ciudad de Cienfuegos, el día que la joven fue enterrada”.

“La gente dice que Raúl vino, pero yo no lo vi; me lo contaron”, agregó.

Fuente: CiberCuba