Testimonio de la enfermera que lavó el cadáver del Che Guevara

Susana Osinaga, con sus 85 años recién cumplidos, relató el día en que a ella y otras dos compañeras les informaron que iban a lavar el cadáver del cubano-argentino Ernesto “Che” Guevara.

El diario español ‘El Mundo’  entrevistó a esta enfermera para hacerse eco de los 50 años de la muerte del guerrillero.

Esta mujer recordó el momento en que se les comunicó la llegada del cuerpo. “Va a llegar al hospital un hombre importante que se llama Che Guevara”. Su arribo a Vallegrande (Bolivia) se produjo en helicóptero alrededor de las 17 horas del 9 de octubre de 1967.

“Lo desvestimos, le sacamos sus ropas, lo enjabonamos bien, lo bañamos y después lo hemos secado. Tenía los ojos abiertos. Nunca olvidaré eso”, afirmó.

Esta mujer también admitió que por aquel entonces no sabía quién era el personaje que iba a llegar. “Nos dijeron que era el presidente de las guerrillas”.

El cadáver del “Che” Guevara estuvo expuesto en la improvisada morgue del hospital Señor de Malta hasta el día siguiente, momento en que se le practicó la autopsia, tal y como recordó el citado medio.

“Pasado un rato, hacia las tres de la mañana, los militares y el doctor me pidieron una camilla para llevárselo”, explicó. De esta forma Osinaga describió la escena en la que los militares y uno de los médicos del recinto sanitario le pidieron una olla caliente para cortarle las manos al “Che” con el objetivo de confirmar su identidad.

Fuente: CiberCuba