Tres pastores transexuales realizan el primer culto LGBTI en Cuba

La filial matancera de la Iglesia Metropolitana fue adornada con banderas de arcoíris y otros símbolos de la comunidad LGBTI.

Un culto LGBTI fue realizado por primera vez en Cuba por tres pastores de esta comunidad, pertenecientes a la Iglesia Metropolitana Internacional. El acto fue el punto culminante de una conferencia de tres días sobre transexualidad y teología, organizada por la institución religiosa.

La Santa Comunión tuvo lugar en Matanzas y contó con la presencia de pastores provenientes de Brasil, Canadá y Estados Unidos, quienes se vistieron para la ocasión con tonos trans de azul claro, rosado y blanco.

La filial matancera de la Iglesia Metropolitana fue adornada además con banderas de arcoíris y otros símbolos de la comunidad LGBTI en un acto que precede a la celebración en Cuba del día mundial contra la homofobia y que incluyó también una fiesta “transformista”, así como una variedad de paneles sobre teología y experiencias personales.

“Esta noche ha sido una noche de celebración de la igualdad entre todas las personas, marcando una nueva era para Cuba”, dijo Alexya Salvador, una pastora brasileña nacida con el nombre de Alexander.

“Este no es sólo el primer evento de su clase para Cuba, pero ciertamente uno de los primeros en ser celebrado en cualquier parte del mundo”, añadió el reverendo bautista radicado en Washington, Allyson Robinson.

Elaine Saralegui, un pastor lesbiano que fundó la sucursal cubana del MCC hace casi dos años, dijo que esperaba que la conferencia fomentara una mayor inclusión de las personas trans y demostrara que ser trans y cristiano no es incompatible.

La congregación de Saralegui tiene alrededor de 35 miembros, aunque dice que también se le ha pedido que celebre misa en eventos de activistas lesbianas, gays, bisexuales y trans (LGBT) alrededor del resto de la Isla de 11 millones de habitantes, recogió MN.

“Me marcho tras haber aprendido un montón de cosas que puedo compartir con otras trans”, dijo una de las participantes, una transultora cubana de 26 años llamada Malu Duardo, “en particular que hay un Dios para todos”.

Los pastores trans dijeron estar impresionados por el progreso de Cuba en algunos aspectos como la reasignación de sexo financiada por el Estado. Sin embargo, lamentan que el país esté atrasado en el Código de Familia, que no reconoce a parejas del mismo sexo, ni su derecho a adoptar.

Fuente: Ciber Cuba