194 médicos cubanos en Brasil han acudido a la Justicia para reclamar el pago íntegro de sus salarios

Un total de 194 médicos cubanos que laboran en Brasil como parte del convenio bilateral Mais Médicos han llevado a la Justicia brasileña a menos 154 acciones legales para poder permanecer en ese país suramericano y recibir el valor íntegro de su salario, informó el portal de noticias Globo.

Las acciones, de acuerdo con un comunicado emitido por el Ministerio de Salud de Brasil, están dirigidas contra la Organización Panamericana de Salud (OPS), intermediaria del convenio, así como la Unión Federal y/o el gobierno de Cuba.

El abogado André Santana Correa, que junto con dos socios representa a una parte de los médicos, dice que los cubanos alegan principalmente la falta de igualdad de condiciones en relación a los brasileños y otros extranjeros, como los argentinos, al no poder renovar por más tres años la participación en el programa.

“Los médicos cubanos, por un programa de cooperación, están de misión en el país, a diferencia de los demás participantes que entraron en el programa por medio de una selección a través de la vía pública, y cuyo vínculo es directo con el Ministerio de Salud de Brasil”, destacó por su parte ese ministerio.

En el acuerdo que trajo a los cubanos a Brasil, quedó establecido que el gobierno brasileño debe pagar sus salarios a la OPS, que entonces los repasa al gobierno de Cuba, que es responsable del contrato con los médicos, explica el medio.

El Ministerio de Salud transfiere a la OPS el valor de 3.632 dólares por profesional, mientras que estos últimos reciben cerca de 950 dólares y con el resto se queda el gobierno de La Habana.

Alioski Ramírez Reyes, de 36 años, trabajó con Más Médicos en la ciudad de Valparaíso de Goiás, a unos 40 km de Brasilia, y cuenta a Globo que se unirá a una acción colectiva con otros colegas para trabajar permanentemente en Brasil.

“Un grupo numeroso de cubanos decidió quedarse en Brasil, decidimos salir de la explotación que la gente estaba sometida, entonces el gobierno cubano entró en desesperación y, junto con el gobierno brasileño, creó medidas”, dijo.

Reyes relató que los gobiernos no dejaron a los cubanos entrar en los edictos para hacer la renovación del contrato, incluso en los casos en que los médicos habían contraído matrimonio con ciudadanos brasileños.

El galeno dijo que recibió represalias “de forma agresiva” por parte de los coordinadores cubanos del programa en Brasil. También afirma que llegó a recibir un documento del Ministerio de Salud diciendo que había abandonado el puesto de trabajo.

En tal sentido, después de tres años de trabajo Reyes terminó solicitando a la Policía Federal cambiar su estatus a refugiado político, con una petición encaminada al Ministerio de Justicia.

“Sobre los valores pagados, esa es una interlocución entre los profesionales y el gobierno de Cuba. Además de que los médicos cubanos continúan recibiendo el salario mensual en Cuba por el hecho de estar en misión internacional, ellos reciben también una beca complementaria en Brasil y las ayudas vivienda y alimentación de las alcaldías, los mismos beneficios que reciben los otros médicos que participan en el programa “, explicó el ministerio.

La OPS dijo a Globo que los médicos cubanos son funcionarios del Ministerio de Salud de Cuba. La organización, ligada a la Organización Mundial de la Salud en Brasil y las Américas, dice que “tiene conocimiento de que ellos mantienen todos sus derechos y beneficios sociales que las leyes cubanas garantizan, incluyendo salario, beneficios sociales, entre otras cosas”.

El programa Mais Médicos, creado en 2013 bajo el mandato de Rousseff, está cambiando el perfil de sus profesionales: el gobierno de Michel Temer quiere sustituir a los cubanos de la cooperación por brasileños, apunta la publicación.

El número de médicos brasileños aumentó un 44% en menos de un año, de acuerdo con el Ministerio de Salud. Unos 1.375 nuevos profesionales de Brasil formados en el exterior fueron contratados al inicio de este mes.

Sin embargo, el 47,1% (8,6 mil) de los médicos del programa siguen siendo cubanos, el 45.6% con nacionalidad brasileña y el 4,16% son intercambios extranjeros de otros países.

El gobierno brasileño dice abiertamente que “está abriendo oportunidades para la sustitución de médicos de la cooperación con la OPS” y que “la expectativa es realizar 4.000 sustituciones en tres años”. De acuerdo con el ministerio, hasta el momento, más de mil puestos fueron sustituidos por brasileños.

Con información de Globo

Fuente: Ciber Cuba