Mike Fernández dona un Millón de dólares para pagar abogados a inmigrantes

Fernández ha puesto en marcha el fondo de donaciones Impac Fund, para recaudar dinero que se destine a pagar abogados a los extranjeros detenidos sin papeles.

El magnate cubano Mike Fernández, que salió de la Isla hacia Miami luego del Triunfo de la Revolución, ha donado un millón de dólares para pagar abogados a inmigrantes indocumentados.

Fernández ha puesto en marcha el fondo de donaciones Impac Fund para recaudar dinero a través de las ONG Chatolic Legal Services y American For Inmigration Justice.

Se ha comprobado que los que van a la corte con representación legal tienen muchas opciones de recibir protección, mientras que los que no llevan abogado posiblemente serán deportados”, expresó el magnate.

La sensibilidad de Fernández frente a las políticas antiinmigrantes de Donal Trump, viene dado también por el hecho de ser él mismo un inmigrante: “Por eso no puedo quedarme callado. Los inmigrantes de ahora no son diferentes a mí“, dijo al diario español El País.

Mike Fernández, uno de los empresarios más ricos del sur de la Florida, luego de llegar de Cuba a través de México, estudió en Nueva York una carrera que lo condujo a acumular la fortuna que hoy tiene, comprando y vendiendo empresas de salud.

El multimillonario espera recaudar entre cinco y diez millones de dólares, y para esto cuenta con el apoyo de personalidades como el actor Andy García , el exgobernador de Florida Jeb Bush o Magic Johnson.

“No es un problema exclusivo de Derechos Humanos, también es un problema para la economía. ¿Cómo se puede ser tan ignorante como para querer expulsar a 11 millones de inmigrantes? Nadie querrá hacer sus trabajos. Y además de a los que limpian cuartos o jardines, estaremos echando, por ejemplo, a nuestros futuros doctores, que son sus hijos”, expresó Fernández.

Según relata a El País, conoció a Trump una vez, cuando fue invitado a una comida en Mar-a-Lago. Entonces le incomodó su mal trato a un camarero hispano: “Se lo comenté y me respondió: Trabaja para mí. Y yo dije: Pues que tenga una buena comida. Me levanté de la mesa y me fui”.

Es el hijo de un rico. Si se hubiera tenido que sacrificar como hace un inmigrante para tener éxito en su país no actuaría como actúa”.

Fernández dijo también que no cree que Trump sea tan millonario como aparenta: “¿Por qué no enseña sus impuestos? Porque no hay tal riqueza”.

Tampoco le parece un gran empresario: “Con el dinero que le dio su padre hasta un necio hace fortuna en el negocio de los bienes raíces en Nueva York. Pero todo lo que ha tocado fuera de ese sector le ha explotado al pobre hombre. Es extremadamente débil. Si fuera tan fuerte no hubiera quebrado tantos negocios. Yo no lo contrataría ni para pintarme la casa”.

En sus declaraciones Fernández dijo no temerle a Donald Trump: “Mis amigos me dicen que estoy jugando con fuego y que me puedo quemar”, dice.

“A veces pienso que me subirá a un avión y me mandará de vuelta. Bien. Si es así, que me deje ir en mi avión privado”, añade.

Fuente: Ciber Cuba